9 abr. 2014

La nueva campaña de Dove, la baja autoestima y la perfección imposible.

En la semana me llegan muchos comunicados de prensa sobre marcas y productos nuevos para que hable en el blog, pero jamás los he pescado porque solo hablo de las cosas que de verdad uso y recomendaría o que derechamente odio y aprovecho de advertirles. Sin embargo, hoy me llegó el comunicado de la nueva campaña de Dove y encontré necesario mostrar el vídeo. Además, si leen el resto del post entenderán porque estoy publicando en particular esta campaña.



Muchas veces he manifestado a través del blog, anónimos, etc. mi malestar con la imagen que tienen las mujeres de si mismas (incluyéndome), el tema de la baja autoestima, las inseguridades y el hecho de que estemos bombardeados de imágenes de lo que es un "ideal de belleza". La publicidad, los medios de comunicación y las marcas nos han llenado de estereotipos y estándares imposibles; nos dicen qué debemos hacer y tener para ser perfectos, aunque sea una perfección que no existe. Sin embargo hay marcas que decidieron hacer algo diferente y una de ellas es Dove. Como estudiante de publicidad he visto el caso de Dove y su movida por la "belleza real" muchas veces y debe ser del cambio en la publicidad que más me gusta e inspira. Como hemos sido testigos, las marcas de belleza se promocionan mostrando a mujeres "perfectas"; ya sea mega flacas y altas cuando se trata de modelar ropa o rostros sin ninguna imperfección a la hora de promocionar maquillaje. Hasta hace un tiempo se pensaba que la única forma de promocionar marcas cosméticas o de moda era mostrar a alguien perfecto para que pensemos de inmediato en todo lo que nos falta para ser así, y empecemos a encontrar un millón de defectos en nosotros, y es justamente en la brecha que hay desde nuestro cuerpo real hasta la "perfección" donde nos llenan de productos que creemos necesarios para alcanzar el estándar de belleza. Es irónico que las marcas de cosméticos te digan "sé la más linda con esta máscara de pestañas" cuando en el cartel o comercial hay una niña increíblemente hermosa. Es como si te bajaran por completo el autoestima y te dijeran "pero compra esto para sentirte mejor", como si alguien te pegara y después te vendiera parche curita. 

Sin bien con el tema de Dove entra la contradicción de que queramos o no, es una marca de belleza, hay que analizar un poco las cosas. No porque sea una marca que vende artículos de belleza entra en la misma categoría que las marcas que usan (y construyen) las típicas imágenes a las que somos expuestas, después de todo, las mujeres usan maquillaje y se arreglan mucho antes de que la publicidad existiera, pero desde hace años que la publicidad se ha vuelto dañina en muchos sentidos y es un alivio que una marca de belleza decida salirse de ahí. 
Me encantan las últimas campañas que han sacado, sobre todo esta que fue muy importante y la de a continuación que me deja con ganas de llorar (sí, soy muy sensible).


La nueva campaña nace a partir de un estudio en el que se reveló que el 80% de las mujeres dice estar preocupadas por su aspecto pero solo el 4% se considera bella (una cifra muy triste). Se invitó a 7 mujeres a usar un "parche de belleza" por 15 días, y se les pidió que grabaran un vídeo de su experiencia cada día. El resultado es conmovedor: este "parche" ayudó a todas las mujeres a mejorar su autoestima y confianza.


¿y ustedes que opinan de las campañas de Dove? y más importante aún, ¿qué opinan acerca de las imágenes y estereotipos a los que estamos expuestas?

Muchos besos 

0 COMENTARIOS :

Publicar un comentario